Hoy escribe

 

SUEÑOS DE COPA DEL REY
por Natxo Andreu

 

Poco queda para que de arranque, la que para mi es la competición deportiva que se disputa en España más excitante, interesante y entretenida, estoy hablando de la Copa del Rey de baloncesto. Sin lugar a dudas el mejor remedio para un fin de semana de hastío y la receta recomendada para poder aplacar a los amantes del baloncesto su ansia por ver canastas. La mejor noticia de este evento es que, un año más, el Power Electronics Valencia estarápresente.
Ya es una tradición, después de que en la Copa del Rey de Valladolid se consiguiera la victoria lo de clasificarse para el torneo del KO. Esto implica ser un grande en una Liga ACB vedada para el FC Barcelona, Real Madrid y, ocasionalmente para el Caja Laboral.
La competición, que ya se ha sorteado, ha tenido a bien enfrentar al Valencia Basket con el Asefa Estudiantes, el equipo que más ha crecido en las últimas jornadas de la ACB. No hay que tenerle miedo, pues el VBC tiene este año algo que le acerca mucho al equipo que ganó la Copa del Rey en Valladolid. Tiene espíritu de equipo. Tiene un bloque. Además de todo tiene talento y un entrenador ganador.
Tan importante como tener figuras es tener un equipo. No voy a negar que echo de menos el espectacular Pamesa Valencia de Tomasevic, Oberto, Montechia, Rodilla… Pero, eso es pasado. La política de la empresa ha cambiado y ahora prima lo anterior, Rodilla, Luengo, Swinson, Alfons Albert… Estos formaban un gran equipo junto al maestro Vukovic.
Para poder ganar al Asefa Estudiantes, al Barça-Cajasol y al rival en la final Spahija tiene todo un arsenal dispuesto. Un equipo que vive de él mismo. El nuevo Power Electronics parte de una defensa sacrificada, que cuando no funciona se resiente, y del talento de sus jóvenes figuras. La capacidad de liderazgo y el descaro de Victor Claver; el espíritu y compromiso, sin olvidar el talento de Rafa Martínez y Matt Nielsen; los centímetros y calidad de Perovic y Lischuk; la mágica improvisación de De Colo; la electricidad de Marinovic; la fuerza de Pietrus; las ganas de comerse el mundo de Simeón; y el saber estar de Iván García, no es fácil asumir ese rol en un equipo amateur o profesional.
Con esas cartas Spahija tiene la reconstrucción del Valencia Basket más cerca que nunca. Aquel equipo que llegaba a finales de Copa, que era un piña tiene una posible reencarnación. Sencillo es jugar a adivino desde el púlpito periodístico, pero es evidente que se están haciendo las cosas con la cabeza que ofrecen las estrecheces económicas.
De la Copa que decir… Simplemente que es una competición tan maravillosa que todo puede suceder. Estoy seguro que el Power Electronics no dejará indiferente a nadie y que pasearemos con orgullo la camiseta taronja por Bilbao. Ahora más que nunca este equipo ha vuelto a ser un grupo y eso es lo más importante, para ellos, para los directivos, para los periodistas y, por supuesto para los más importantes, los aficionados. Siendo un equipo se llegará lejos.   

NATXO ANDREU

 

HOMENAJE A ANDRES MONTES 

por Juanjo Montaner


 

Nunca he sido un mitómano, nunca he buscado la foto fácil con alguno de los que pudiesen parecerse a lo que para mi puede ser un ídolo y contigo tampoco tuve la tentación, aunque posiblemente ahora que ya no estás, me esté arrepintiendo.

Tú no lo supiste nunca, pero fuiste uno de mis mayores profesores. Y encima lo hiciste gratis. Gratis a través de aquella maravillosa facultad de narradores para todos los deportes que fue Antena 3 Radio.

Siempre he pensado, y lo sigo pensando, que los narradores pueden mejorar con el tiempo, pero que nacen. Un narrador no se hace, eso o se lleva o no se lleva, y tanto tú como Siro, en aquellas maravillosas tardes de Copa de Europa en las que impartíais magisterio de narración de baloncesto, forjasteis en mi, lo que ahora mismo me siento, pq narrar las cosas es una forma de vida, la que yo siempre soñaba de pequeño, y en la que ahora me encuentro gracias, principalmente, a vosotros dos.

Recuerdo la primera vez que te vi. Era un partido por la tele, en Italia. Se te cayó la maravillosa línea 4 hilos y un tío negro, con la camisa blanca, empezó a hacer aspavientos hasta que las cámaras lo enfocaron. Fue tu forma de decirle a Madrid, que se te había caído la línea.

 

Y recuerdo también la primera vez en la que me sentí narrador, la primera en que me sentí como tú. Yo tenía 16, era un novato, pero tenía una gran experiencia de escuchar a los mejores. Fue en Cáceres, en el año 92, retransmitiendo el 4º partido de aquel Play Off en que Llíria descendió. Lo ganó ese por cierto. Los pocos que te conocían entonces, me decían que te copiaba. Nunca fue mi intención, pq eras tan bueno, que ni de esa forma me podía asemejar a ti, pero sí que he reconocido siempre que las bases de una retransmisión me las enseñaste tú.

Antena 3 se cayó y tú caíste con ella hasta el final. Luego te pasaste al fútbol. Recuerdo aquel algo se mueve, aquel buenas tardes me llamo Milinko Pantic. Era en Madrid y no te podía escuchar, pero cuando hicieron el reportaje en el Plus, sonreí pensando…… Pq eres tan bueno….

Siempre me ha gustado más el baloncesto europeo que la NBA, pero tú fuiste capaz de engancharnos. A mi que ya me tenías ganado y a un montón más que pasaban del basket y que además de ver basket, veían al negro de las gafitas. Que crack.

Empezaste a ser mediático. Y yo me alegré. Me alegré pq por aquel entonces ya empezaba a saber de que va esto. Poca pasta, muchos kilómetros, muchos sinsabores, mucha soledad y una gloria muy efímera. Eres quien lo cuenta, pero no te dan primas por la victoria, sino que igual que te pasaba a ti, lo más normal es que pierdas los tickets y encima te cueste dinero.

Fichaste por la sexta y siempre  ponía tu voz cuando veía un partido de Fútbol. Te costaba distinguir a los jugadores, eran muchos y tú lo veías desde muy lejos, pero aún así eras tú.

Se que nunca te gustó la gloria, que eras guerrero, que eras capaz un domingo por la mañana de llamar a un club pq uno de tus cámaras en el ACB plus tenía un problema de movilidad. Joder Andrés, que no pueden meterse en el vestuario.

Y ahora te has ido. Pero te has ido con la gloria. Con la gloria que te mereces, pq aunque eso no nos toca nunca, tú también has ganado un Mundial en Saitama, una plata en Madrid y para retirarte, un oro en Katowice, pq sí Andrés, el oro no estaba en Moscú, estaba en Katowice.

Y te has ido con el reconocimiento de todos, negro. De los que creen que la vida puede ser maravillosa, o de los que te recordamos llamando a Azofra el más listo de la clase, a Johny coger su fusil o dándole pasta a la Demencia para que pudiesen ir a la final de la Euroliga de Estambul.

Se que los buenos, aunque no crean siempre van al cielo. Pq como son igual de despistados que tú, se equivocan de ascensor y siempre van al cielo. Da recuerdos, por cierto.

Voy a acabar como te gustaba a ti, con la música. Siempre he sido de música española. En eso no nos parecíamos, aunque por tu culpa, busqué para saber qué era el Sonido Motaung.

Hay una canción que la escribió Goñi y que poca gente conoce, pero que para mi, refleja lo que somos. No voy a ponerme a cantar, pero sí que he querido sacar dos líneas.

Dice así: Si gritar al viento dicen que es de locos, yo lo estoy y no me importa estarlo mucho más aún, pues quizás un día de estos, alguien vibre con mi voz, y por fin tendrá sentido mi canción. Y acaba así, y es que sois el único equipaje que llevo en el corazón, que la fuerza os acompañe, buena suerte y recordad, que sin vosotros no hay cantante ni canción, pq como dicen los otros, nuestra música no me cansa, pero me siento vacío.

Gracias por todo maestro, en mi corazón siempre seguirás vivo, pq los genios, no pueden morir. Esta retransmisión y todas las demás, sirvan como humilde homenaje para el mejor, que hoy ya me he dado cuenta de esa frase que dice que las cosas hay que hacerlas siempre a tope, pq nunca sabes cual va a ser el último día.

 

Descanse en Paz. Andrés Montes.

Escuchalo aquí:

www.goear.com/listen/dacb699/Andres-Montes-la-tredici

 

 


JUANJO MONTANER
RADIOESPORT



 

 

LÁGRIMAS DE ORO DESDE KATOWICE
por Juan Carlos Villena



El 20 de septiembre de 2010 es un día que nunca se nos va a olvidar a todos los amantes del baloncesto en España. Y las imágenes, que los privilegiados que vivimos el oro de Katowice en el Spodek Arena pudimos saborear, no nos abandonarán nunca. Vimos muchas lágrimas de oro en el pabellón segundos después de que acabara un partido sublime de la selección que va a ser recordado como la mayor lección en una final de las últimas décadas. Detrás de cada lágrima había una historia, la de un jugador, l de un técnico, la de un fisio, la de una novia, la de una esposa, la de un padre, la de una madre, la de un seguidor, la de un periodista… muchas miradas perdidas, muchas retinas escaneando cada segundo para que nunca abandonen nuestro cerebro. Y entre todo ese confeti y toda esa alegría apareció la figura de un joven valenciano. Víctor Claver tardó en creerse que era campeón de Europa. Es el segundo jugador más joven de esta selección de oro (por detrás de Ricky) y sabe que tiene toda la vida por delante.

La historia de Claver en este Eurobasket merece ser contada. Es la historia de un jugador que es una puesta personal de Sergio Scariolo y de Ángel Palmi (director deportivo de la FEB). A la federación no se le escapa que los chicos de la generación del 80 están a punto de cumplir 30 años y que el relevo generacional no puede ser drástico sino paulatino. Y Víctor Claver es uno de los nombres que están en esa lista del relevo junto a Llull, el propio Ricky o Guillem Rubio. El futuro les pertenece a ellos. Con las lesiones de Pau Gasol y de Mumbrú a Víctor se le abrieron las puertas de la titularidad en los amistosos aunque él sabía que los lesionados se iban a recuperar y sus minutos iban a descender. Lo que ocurre es que esa circunstancia fue paralela a toda la movida de la primera fase y a Scariolo le quedó la jugada como si Claver y Cabezas fueran los culpables de todo lo que pasó en los primeros partidos. Este regusto amargo también le quedó al propio seleccionador que ya ha hablado con Claver para decirle que no había nada personal en su falta de minutos.

Claver se ha integrado a la perfección en este grupo de ganadores. Era frecuente ver escenas de broma de Navarro, Marc Gasol o Rudy intentando subir la moral al valenciano tras un desayuno, una charla o un entreno (porque aunque uno se lo espere no deja de comerse el tarro cuando no se juega minutos). Una de las claves del resurgir del buen rollo, precisamente, se vivió en la habitación de los “proscritos”, la que compartían Claver y Cabezas. En ella, entre partidas a la play, se fueron sumando día a día la mayoría de jugadores que optaban por los videojuegos como distracción (Llull, Rudy, Mumbrú, Raul López, Ricky…) mientras que en la de Felipe Reyes se jugaba a la famosa pocha. Entre esas dos habitaciones del Novotel de Katowice se forjó la medalla de oro. Ni más ni menos.

Volvamos al Spodek Arena. Los jugadores no querían abandonar ese parquet mágico mientras los periodistas ya nos impacientábamos en la zona mixta (bueno, más bien nuestros jefes desde Madrid se impacientaban jejeje). Todos subieron a la zona donde estaban más de dos mil seguidores de España (que subidón) para bailar al ritmo del ¡yo soy español, español, español! Las lágrimas de oro las vimos de nuevo en la zona de vestuarios, con la entrega del balón del partido (rescatado por Marc) de hermano a hermano para que se lo quedara Pau (el MVP) mientras que Garbajosa atendía a todas las radios mientras se bebía la primera cerveza. Claver estaba en una nube y era de los más activos en esa parte de la celebración. Como el vestuario era muy pequeño a falta de duchas todo el mundo acabó mojado a base de las botellas de agua que la organización daba a cada equipo. Los invitados ya esperaban en la fiesta pero los jugadores tuvieron el último detallazo, hicieron parar el autobús para celebrar con la gente de nuevo el triunfo. Todos los jugadores bajaron y todos saltaron, botaron y cantaron con los españoles de Katowice. Los españoles de oro.

Hotel Qubus, planta 27. Lugar de la fiesta privada de celebración de los campeones de Europa. En ella jugadores, familiares, invitados y periodistas disfrutamos de una noche histórica con sus pequeños secretos que allí se quedaron. A la fiesta se unieron, invitadas por los jugadores, las Red Foxes. A medida que las copas avanzaron creo que las animadoras tomaron el relevo de hacerse más fotos con la gente que los propios jugadores. Puedo dar fe que la medalla pesaba mucho y que la copa, esa a la que Navarro hizo la coña de no puedo con ella, también pesaba un quintal. Mientras las Foxes intentaban algún acercamiento a alguno de los campeones salió la vena graciosa de los Rudy o Pau ensayando el “camarero” que se cantaría en Cibeles unas horas después mientras no paraban de gritarle a Jose Luis Sáez “Pepe saca el cheque” dando golpes a las paredes. Si por los jugadores hubiera sido al charter que salía a las cinco y media de la mañana le podían haber dado por saco pero había que cogerlo. Las Red Foxes hicieron un último intento de meterse en el autobús de la selección camino del aeropuerto. Un autobús en el que el jefe ya era Rudy Fernández con unos altavoces enormes acoplados a su Ipod. Al final se negoció la no subida de la Foxes con la pitada tremenda de nuestros campeones. Al ritmo de la música del DJ Rudy se alejó el autobús que llevaba a los primeros campeones de un Eurobasket de la historia del baloncesto español.

 

 


 

 


JUAN CARLOS VILLENA
PUNTO RADIO



 

La historia se escribe con letras de oro y tenemos la suerte de tener a uno de ellos en las filas del Valencia Basket. Es cierto que a Claver le falta un poco de “espenta”, quitarse de encima esa coraza que a veces le atenaza. Pero sería imperdonable no apoyar a muerte, con sus defectos y sus virtudes, al que sin duda va a ser (si no lo es ya) el mejor jugador valenciano de la historia. Esta temporada puede ser muy bonita y la combinación de Claver con De Colo puede ser explosiva (me consta que ya hay varios sistemas de juego para acabarlos con De Colo y Claver jugando por encima del aro). No se si esta temporada acabará con lágrimas de oro (es muy complicado) pero siempre nos quedará Katowice.

 
Publicidad
 
 
Hoy habia 1 visitantes (5 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=